Daniela Bojórquez
Toda mirada tiene un punto ciego, Daniela Bojórquez Vértiz

Las Imágenes Fotográficas.

Un cliché decirlo, pero vivimos en una época en que las imágenes fotográficas inundan nuestra vida. 

Hoy día millones de personas tienen la posibilidad de poseer un celular y  producir fotografías con él para compartirlas en las redes sociales. Nuestra retina se expone a  a recibir miles de imágenes todos los días. 

La pluralidad de las imágenes fotográficas se pierde en un flujo vertiginoso y unidireccional. Es decir, ante tantas representaciones de lo mismo, se pierden las diferencias entre las imágenes y con ello nuestra capacidad de discernir. 

No lo digo yo, lo dicen esos que han podido remar contra corriente: los filósofos, los artistas. Por ello recurriré durante este curso a textos y ejemplos de proyectos que nos den otras perspectivas sobre la fotografía. 

No es casualidad que la imagen fotográfica sea una de las principales preocupaciones para los filósofos actualmente: Francoise Soulages, Giorgio Agamben, Georges D. Huberman, por nombrar solo algunos.

Un debate que debe de ser superado.

Contar con un buen equipo fotográfico nos hará necesariamente mejores fotógrafos. Nada más falso que ello: el universo al que intentan representar los megapixeles es inabarcable, y entre la foto como objeto y el fenómeno que se quiere representar con ella, hay un abismo. 

¿Conoces el proyecto Astronomical de Mishka Henner?

Te dejo aquí algo sobre este proyecto, esperando que te inspire a pensar en esto que estamos comentando.

Me parece muy importante hacernos la siguiente pregunta de vez en cuando a lo largo  de nuestra formación como fotógrafos:

Una pregunta importante.

 ¿Qué es la fotografía? 

Y lo que quiero decirte en relación a ello es que la fotografía es algo mucho más grande que cámaras fotográficas, sensores, objetivos, lentillas, etc.. 

La fotografía es la imagen inabarcable que cautiva a Henner (¿sabías que el hace fotografía sin utilizar una cámara?) pero a pesar de que la imagen sea inasible, el I-M-A-G-I-N-A-R-L-A nos coloca en la poesía, en ese reverso de las cosas donde suele estar la verdad. 

Hacia una estética de la imagen.

Francoise Soulages, un filósofo francés contemporáneo al que recurriré a lo largo del MOOC El Arte de la Fotografía, nos dice que una estética de la fotografía deberá conducirnos hacia una estética de la imagen. Una estética de la imagen que tome en cuenta todas las imágenes y especialmente las nuevas imágenes.

Para construir una estética de la imagen deben tomarse en cuenta todas las imágenes, tanto las que existían en el tiempo de Aristóteles como las producidas desde la invención de la fotografía y las imágenes digitales

Francos Soulages

Pensemos más allá de la fotografía. Pensemos la imagen.

Únete a la conversación

4 comentarios

  1. Ya leí el artículo de Francoise. Honestamente no estoy acostumbrada a leer artículos donde hay tanto razonamiento, por momentos me sentía un poco confundida o tenía que releer para comprender mejor, sin embargo, me gustó darme cuenta que una fotografía forma parte del pasado, del presente y del futuro. O sea nunca había hecho consiente esa parte. O donde dicen: «no se toman fotos, se las hace» entre muchos otros fragmentos que me gustaron bastante, porque incluso son poéticos :p
    gracias por compartir esta información!!!!
    Saludos

  2. Hola Adriana, ¡que interesante lo que comentas!

    La lectura de Soulages puede sentirse difícil en momentos, como bien lo percibes. Sin embargo, pienso que para una nueva filosofía de la imagen es un texto de esos en donde uno va encontrando muchas cosas con su re-lectura. A mi me encanta porque me conduce a pensar la fotografía más allá de su condición de objeto, hacia un estado de movimiento: el acto de imaginar.

  3. Hola,

    Creo que (empezando por el principio): «Contar con un buen equipo fotográfico nos hará necesariamente mejores fotógrafos», creo que es una discusión que tiene sentido y seguirá teniendo sentido mientras las herramientas (y las necesidades del mercado) vayan «avanzando». Dicho de otro modo: suponiendo que la fotografía es un agujero negro… su imagen (la que conocemos hoy en día -no su fotografía), fue realizada solo cuando las condiciones técnicas coincidieron para dar el resultado. Su ‘imagen’ (en el sentido de su existencia), ha estado ahí desde hace mucho. Tanto como fenómeno, como hecho. Fue hasta que se logro conjuntar el conocimientos y herramientas suficientes, que pudimos ver una imagen (digamos una fotografía) sobre lo que se pensó y especulo como posible. Así, la imagen va ligada a un componente tecnológico y epistemológico. La fotografía vive dentro de las posibilidades de las imágenes. Y por lo tanto, no creo se deba darle un lugar demasiado protagónico en el análisis y discusión sobre la imagen, sobre las imágenes.

    Podemos discutir sobre las dos. Al hablar de las imágenes, no necesariamente hablaremos sobre la fotografía. En cambio al pensar sobre la fotografía (sus modos, formas y medios), habrá que hacer mención sobre las imágenes y quizá hagamos omisiones, generalizaciones y andemos en lugares comunes, así como pantanosos.

    Saludos Juan Pablo

  4. ¡Hola Germán!
    Muchas gracias por participar, es muy interesante lo que comentas.
    Seguirán haciéndose mejores herramientas, pero pienso que no es una garantía para tener mejores fotógrafos, en el sentido artístico que es el que interesa al curso.

    En cuanto a la condición técnica, tienes razón en que la fotografía está ligada a ella. No hay que olvidar que la imagen fotográfica es un código, una imagen técnica producida por un aparato (Flusser, 1990) . La metáfora del agujero negro viene perfecta al tema. Es decir, la tecnología posibilitó una representación fotográfica de lo que supone ser un agujero negro, pero el fenómeno se escapa claramente.
    En mi opinión, el problema reside en como comunicamos esa «primera fotografía de un agujero negro».

    Abordar a la fotografía desde una estética de la imagen es considerar esta situación, considerar todas las imágenes (Soulages, 2018) y el «protagonismo» o me gustaría decir mejor la urgencia de su análisis y discusión ,se debe a las formas en que nos comunicamos en esta época.
    ¡Saludos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *